Cómo utilizar los distintos tipos de cactus y las suculentas 

El grupo de los cactus y suculentas, comprende todas aquellas familias de plantas que tienen la capacidad para almacenar agua en alguna de sus partes. Las reservas de agua se pueden situar en la zona de las raíces, los tallos, tronco o en las hojas. Esta capacidad para guardar agua en su interior, y reducir la transpiración, es una respuesta de sobrevivencia al ambiente donde se desarrollaron.

Algunas lo hicieron en áridos desiertos como los cactus Echinocactus grusonii de América, y otras en selvas tropicales de África como las Sansevieria trifasciata. Lo más probable es que la característica general que compartieron esos lugares, fue la falta de agua o ambientes de escasa humedad. Por lo mismo, su capacidad de retención de líquido las hace más resistentes y con menores requerimientos de cuidados.

A continuación les propondremos tres opciones de cómo lucir los cactus y suculentas en nuestras casas u oficinas.

Cactus y suculentas pequeñas: Colchones verdes y joyas solitarias

Los cactus y suculentas pequeñas, es decir aquellos que tienen pequeñas espinas como la Opuntia microdasys o las que tienen hojas pequeñas como los Sedum album, tienen dos formas de lucirse. La primera opción es plantándolas en forma de grandes manchones como cubresuelo. La plantación se puede hacer tanto en macizos del jardín como en macetas alargadas que cuelgan por el balcón de una terraza. De esta forma haremos que los cactus y suculentas pequeñas se vean como una gran masa acolchada y tupida.  

La segunda opción que tenemos para utilizar las suculentas pequeñas es en maceteros chicos, de manera que se puedan lucir en forma individual sobre una mesa de centro o una estantería. El macetero se puede combinar con pedestales o plataformas que le den altura al arreglo natural. La elección del tipo de macetero va a depender del estilo que se busca. Se puede optar por uno de texturas y colores neutros para que resalten los cactus y suculentas. O, se puede elegir uno que contraste con los colores y texturas de la planta para que se transforme en un foco de atención en el ambiente.

Sin importar la elección tomada, las suculentas pequeñas son una gran alternativa para utilizarlas tanto en las casas como en las oficinas. Por sus características anatómicas, necesitarán de muy poco cuidado; solo un buen drenaje y riego moderado.

Cactus y suculentas medianas: Focos de atención en el jardín y maceteros atrevidos

Cuando hablamos de cactus y suculentas de tamaño mediano, no referimos a esos que no superan los 60 centímetros de altura. En general son plantas que se lucen más si están dispuestas en forma solitaria o agrupadas, con una cierta distancia, formando un patrón. Este tipo de suculentas, como sería un Agave attenuata o un Aeonium arboreum, son de lento crecimiento por lo que el lugar donde se disponga o el macetero a donde se plante, debe considerar su tamaño final.

Las suculentas de tamaño medio, junto con especies nativas e introducidas de clima mediterráneo, aportan un aire tropical a los jardines y terrazas. A pesar de ser especies que provienen de climas secos, su mezcla provoca una sensación de naturaleza exuberante, prehistórica y salvaje.

En el caso que queramos plantarlas en maceteros, debemos cuidar el tamaño de la maceta y que tenga un sistema de drenaje. En estos casos, el sistema autorregante no es estrictamente necesario ya que los cactus y suculentas son plantas que no necesitan de riego frecuente. Bastará con que se haga un calendario relajado de riego manual, y listo! 

Para armar un rincón, la recomendación es agruparlos en número impares. La combinación de tres maceteros con cactus y suculentas en uno de nuestros favoritos y más solicitados en Tallo Taller. Este trío contiene al menos dos cactus y suculentas medianas, además de suculentas pequeñas que hacen de cubresuelos. A continuación les dejamos una foto de ejemplo de cómo utilizar las suculentas medianas en una formación de macetas.

Cactus y suculentas en trío de maceteros de diferentes tamaños. Cactus San Pedro, Aloe y Pata de guanaco.
Combinación de tres maceteros con cactus y suculentas en el Proyecto Sala de Ventas Inmbobiliaria Fortaleza.

Cactus y suculentas grandes: Esculturas vivas

Este tipo de cactus y suculentas son cada vez más cotizadas en los proyectos de paisajismo. Sus grandes dimensiones y atrevidas formas logran cautivar a los amantes de las plantas, quienes las utilizan como verdaderas esculturas vivas. 

Estas plantas, muy usadas en paisajismos de California, arman un ambiente lúdico en el jardín o terraza. También pueden revivir rincones, antejardines, o esquinas olvidadas de maleza y plantas sin cuidar. En el idioma inglés, estas especies las llaman “statement plants”, algo así como “plantas sello”. 

Un gran ejemplo de este tipo de cactus y suculentas son las Euphorbia candelabrum. Esta especie, proveniente de África oriental, es un tipo de suculenta que crece tan alto como un árbol, llegando a medir hasta 12 metros. Pero lo más característico de esta especie son sus brazos ramificados en forma de candelabro. Otro ejemplo de cactus y suculentas como esculturas vivas es el Aloe barberae. Esta especie llamará rápidamente la atención de las personas. Tiene un aspecto a una palmera, pero sacada de la película Jurassic Park. Este árbol suculentoso, puede crecer hasta 8 metros de alto, pero también se puede cultivar en maceteros.

Si quieres ayuda o necesitas asesoría para incorporar cactus y suculentas en tu casa u oficina, escríbenos aquí!