Tallo Taller
Proyecto

Casa Molle

Un jardín vertical para conmemorar

En el camino de La Ruta de las Estrellas, rumbo al místico Valle del Elqui, se encuentra un particular hotel boutique. Este lugar se llama Casa Molle, en honor a la cultura y pueblo Molle.

Los dueños del hotel tienen un profundo respeto hacia sus antepasados. Por esta razón, decidieron rendirle homenaje a la abuela de la familia, la Titi. La idea inicial fue destinar el área próxima al huerto para construir un gran jardín vertical que recibiría a todos los huéspedes de Casa Molle.

Ciertamente, la mejor forma de recordarla sería en un gran invernadero, ya que su pasión eran las plantas. En este espacio las personas podrán conectarse con las energías del universo a través de la naturaleza.

Muro vertical de plantas

Es así como Marisol nos dio la tarea de diseñar un sistema de jardín vertical con plantas que crecieran frondosas, exuberantes y fuertes. Un verdadero oasis de plantas exóticas y tropicales en medio de este lugar tan cercano al desierto.

Lo primero que tuvimos que tomar en cuenta fue la distancia con la que teníamos que trabajar. Después de eso, el arquitecto del hotel nos envió los planos del invernadero. Desde Santiago diseñamos el jardín vertical y mandamos a hacer más de 300 bolsillos de geotextil que albergarían los helechos. También tuvimos que considerar los ojales para que los microtubos del riego pudiesen llegar a todos los bolsillos. De esa forma, todas las plantas se alimentarían gracias a un sistema automatizado de riego por goteo.

Una vez tuvimos los jardines verticales listos, los enviamos a través de una encomienda con dirección a La Serena. Luego los cargaron en un auto y el viaje continuó por La Ruta de las Estrellas hasta El Molle. Allí los instalaron según las indicaciones y les plantaron los helechos. Y sin exagerar, durante toda esta aventura pudimos sentir a la Titi, maestra de las plantas, acompañándonos y guiándonos.

No existen palabras para describir la evolución que ha tenido este jardín. Si tuviésemos que explicarlo tendríamos que decir que los dedos verdes de la Titi andan haciendo magia en este mágico lugar.

Muchas gracias Gladys, Sandra y Ceci por su dedicación en la confección de los muros.

Gracias Marisol y Karim por confiar en nuestro trabajo y permitirnos ser parte de este hermoso proyecto.

¡Y especialmente gracias Titi por guiarnos y acompañarnos en todo el proceso!

jardin-seco
jardin-vertical
jardin-tropical
jardin-vertical-tallo-taller
jardin-vertical-tallo-taller
jardin-vertical
jardin-seco-cactus-asiento-de-la-suegra
jardin-seco-agave-attenuata
jardin-seco-cactus
Año
2017
Ubicación
El Molle, Vicuña.